El hongo Fusarium Circinatum, es un hongo nocivo de cuarentena que ataca a determinados tipos de coníferas, especialmente al género Pinus, y en concreto prioritariamente al Pinus Radiata.

Su alta virulencia y agresividad, así como su elevada capacidad de reproducción esporal, hace que sea un elemento patógeno de alto riesgo que puede atacar a la planta en practicamente todos los estadios productivos de la planta forestal, tanto en campo como en vivero.

Vive incluso dentro de la flora interna de la semilla, siendo practicamente imposible su eliminación sin suprimir la viabilidad de la misma.

Los daños que origina son elevados, incluso en planta forestal adulta, provocando chancros resinosos que habitualmente producen la muerte del árbol.

El problema nos preocupa, así que desde hace siete años investigamos activamente en su erradicación. Contamos con un Ingeniero de Montes Doctor en Fusarium, y un laboratorio equipado para la detección del hongo.

En la actualidad desarrollamos técnicas de desinfección de substratos y semillas y conservación de las mismas.

Sobre todo incidimos en la prevención, analizando cada lote de semillas y de planta forestal de forma individual y sistemática. Investigamos sobre todo en la lucha biológica que es un sistema limpio, y creemos que está en vías de ser altamente eficaz.

Colaboramos en investigaciones con Universidades en instituciones públicas, y desarrollamos planes de I+D+i

Naturalmente, nuestro objetivo final es garantizar que los materiales forestales de reproducción y que las plantas forestales producidas con los mismos no son portadores del hongo.Fusarium circinatum is a quarantine fungus very harmful to Conifer seedlings, specially in the genus Pinus and specifically the Pinus Radiata.